06 October 2007

Linda bajo las nubes

6 de octubre, 2007

No hemos recibido señales de Linda por un par de días. Este ha sido un problema recurrente desde que comenzó su migración hacia el sur, y estamos esperando que la causa refleje la influencia del clima y no una deficiencia en su transmisor.

Nevó considerablmente hace unos días cuando tomé el tren de Thompson a Churchill en la Bahía de Hudson. Entraron grandes nubes con un fuerte viento del norte que acarreó la nieve.
Linda acababa de pasar por ahí hacía un par de días y después voló hacia el este sobre la costa hasta llegar al Parque Nacional Wapusk. El nombre del parque significa "Gran oso blanco" y toda el área ha sido decretada como una reserva para osos polares. Contiene una de las más altas concentraciones de sitios en los que hembras de osos polares paren y comienzan su periodo de crianza, y solo es accesible por vía aérea o por canoa.

Estaba yo muy interesado en saber porqué Linda se estaba moviendo tan lentamente hacia el sur y especialmente de que se estaba alimentando en esta región a medida que avanza el invierno. En el poblado de Churchill descubrí que había grandes parvadas de escribanos nivales (Plectrophenax nivalis) (con más de 300 individuos) congregándose entre los pastos marinos cerca de la costa de la Bahía de Hudson. Estas paserinas (Fam. Emberizidae) son presas relativamente pequeñas para las peregrinos hembras pero son muy abundantes y conspicuas.

También quedé sorprendido al encontrar un buen número de patos en el área
(58 ° LN), especialmente patos de collar (Anas platyrhynchos), patos golondrinos (Anas acuta) y cercetas alas verdes (Anas crecca). La gran cantidad de pequeñas lagunetas que se encuentran en la tundra sub-artica, apenas se estaban comenzando a congelar. Cazadores locales me indicaron que como resultado de esto los patos no tardarán en volar hacia el sur.
Como no hemos recibido señales últimamente, mañana en la mañana voy a manejar hacía Winnipeg en caso de que Linda haya migrado mas hacia el sur.
Ha sido increíble para mí el aprender que en el centro y el norte de la provincia de Ontario (inmediatamente al este de la provincia de Manitoba) casi no existen caminos. Mi ruta se limitará a una estrecha franja cerca de la frontera con los Estados Unidos. Trataré de coincidir con Linda cuando cruce la frontera.

Ha estado migrando por 15 días (yo he viajado por 11) y todavía no abandona Canadá. ¡Sorprendente!