20 October 2007

Inanición de fotones

Me encuentro ya en los Estados Unidos y ahora ya puedo escribir desde el asiento delantero de mi camioneta usando la banda inalámbrica de Verizon (una de las compañías que proveen estos servicios en USA). Mark Prostor llegó ayer a Toronto y cruzamos juntos la frontera hacia las Cataratas del Niagara. Mark vino para instalar mi nuevo teléfono satelital que facilitará nuestra comunicación durante mi travesía por América Latina.

No hemos recibido señales del transmisor de Linda por los pasados tres días. Aunque estamos preocupados (como al parecer casi siempre lo estamos), el sol se ha levantado finalmente sobre la densa capa de nubes que ha plagado la ruta que ha seguido Linda durante todo el mes pasado. Debo admitir que es maravilloso volverlo a ver.

Finalmente, me he dado cuenta que es mucho trabajo el estar escribiendo en dos bitácoras separadas lo concerniente al viaje, así que de hoy en adelante pondré toda la información en este Blog.

Linda ha estado migrando ya por un mes y esperamos que ya haya cruzado la frontera y esté en los Estados Unidos.

Esta mañana también recibimos un correo electrónico de Microwave Telemetry en el que nos describen mas detalles acerca del transmisor de Linda. Como sabemos, estamos a la vanguardia probando los transmisores solares en esta área. Podría yo estar equivocado, pero creo que somos los primeros en usarlos en altitudes sub-árticas, así que estamos aprendiendo en el camino.

Últimamente no ha habido suficiente luz solar para recargar las baterías del transmisor de Linda. El transmisor requiere tener al menos 3.52 voltios para transmitir una señal de Doppler. Y para una señal de GPS se requiere aun más energía. Nuestra última lectura indicó que su carga era justamente 3.52 voltios el día 17 de octubre, cuando estaba además entrando una nueva capa de densa neblina.

Bajo esas condiciones de poca luz, hemos aprendido que la recarga de la batería puede llevar hasta 20 veces mas tiempo. Así que la unidad definitivamente requiere de fotones a partir de una buena dosis de luz solar. Estamos esperando que Linda esté recibiendo suficiente sol en estos momentos. La baterías se recargan completamente solo después de varias horas de sol.Mientras, Mark y yo estamos esperando aquí en la frontera de Canadá y Estados Unidos viendo a ver hacia donde nos dirigimos. Los cielos están cubiertos de grandes nubes blanco y grises tipo cúmulos, pero hay muchos espacios claros entre ellas. Bueno, vamos a ver que pasa...