18 October 2007

Angliers, Quebec

17 de Octubre 2007

El llegar a Quebec es como entrar a un nuevo país. Todos hablan francés, todas las señales de tránsito están en francés. Ofrecí el dar unas clases en la escuela pero los niños no hablan inglés y mi francés es bastante malo.
Esta fue la primera vez.
Sin embargo hay paisajes más hermosos por aca, con temperaturas más cálidas y todavía maravillosas hojas doradas en los abedules.
Obtuve algunas coordenadas de parte de Don anoche y sabía yo que Linda había estado en una isla en el Lac Des Quince. Manejé hacía allá en las primeras horas de la mañana para tomar algunas fotos. Se ve como un buen lugar para perchar preparándose para la cacería. Hay rocas de granito a lo largo de las playas, muchas casas de verano, con bosques de abedules, cedros y abetos piceas (estimo mas de 90 pulgadas de diámetro) Observé porrón osculado (Bucephala clangula), cuervo (Corvus corax), carbonero de gorra obscura (Poecille atricapillus), chara gris (Perisoreus canadensis), grevól engolado (Bonasa umbellus) y un martín pescador norteño (Ceryle alción). Las aves más comunes en el área fueron los estorninos pintos (Sturnus vulgaris).
De acuerdo a las señales, anoche Linda voló un poco tierra adentro para percharse. Manejé hacia esas coordenadas y tome fotografías del lugar.
Los datos también muestran que se movió de esa percha durante la noche. Los peregrinos son capaces de volar en la oscuridad así que esto no nos sorprendió. Me imagino que estaba nerviosa de estar perchando en árboles después de haber estado descansando en acantilados por tantos meses.
Finalmente, esta mañana caminé a lo largo de la orilla del río para revisar su percha de las 6 de la mañana. Estaba localizada en una pequeña bahía como a 535 metros de donde estaba yo parado ¡Estuvimos muy cerca!