25 September 2007

El misterio de Arena

25 de septiembre, 2007

Seguimos a Arena hasta su sitio de anidación en la Península de Ungava en Québec Canadá el verano pasado. Cuando registramos su localización nos dimos cuenta al pasar los días, que seguramente no se reprodujo este año. Sus señales indicaban que estaba volando en un rango demasiado amplio como para indicar que estaba incubando huevos en un solo sitio. Por el contrario las señales de Linda "hicieron un hoyo en el mapa".

A medida que la temporada avanzaba, notamos que Arena comenzó a volar hacia el Oeste, otro indicador de que no estaba teniendo éxito en la reproducción.

El 9 de Julio recibimos una señal anormal de su transmisor. Nos dimos cuenta un poco después de que este era el comienzo del mal funcionamiento de su transmisor. Las señales indicaban que no se estaba moviendo (velocidad cero) pero estaba sobre un gran lago. Ya que no había islas o rocas en donde pudiera percharse, visibles en el mapa nos preguntamos como es que podía estar inmóvil y al mismo tiempo sobre el agua. Consideramos que esta en el propio lago, es decir que había muerto, pero la temperatura del transmisor era muy alta como para haber estado sumergida en las frías aguas del Ártico.

El 13 de Julio, comenzamos a recibir señales que nos indicaban que estaba en otra parte del lago, esta vez más o menos cerca de la costa. Después las señales cesaron completamente.

Los transmisores tienen un sensor que indica mortandad (GroundTrac) que envía una señal automáticamente si no hay movimiento por mas de dos días.
Sin embargo esta señal no ha sido generada por su transmisor. Así que estamos frente a un misterio acerca de que ha pasado con Arena. Hemos tratado de ir al lugar en donde la registramos fielmente en Ungava, pero los esfuerzos no han sido exitosos ya que el botánico que trabaja en esa zona no ha podido llegar dado que ha habido mal tiempo y poco tiempo disponible para le helicóptero que lo puede llevar.

Nuestra mejor opinión, basados en una exhaustiva revisión de los datos, es que su transmisor se descompuso. Esto les sucede a una buena cantidad de transmisores utilizados en el campo. De hecho, hemos tenido suerte de que no han fallado más transmisores. Durante un estudio reciente con halcones Sacre en Europa, tres de 10 unidades que fueron instaladas en sus lomos fallaron.

Nuestro equipo piensa recorrer el territorio de Arena en Chile este Octubre esperando verla y así tratar de aclarar mejor que pasó.