08 March 2007

El último peregrino y regresyo a casa.

Les escribo desde la casa de Christian en Santiago. Zach se fue a casa hace una hora atrás, Mark Kathy y yo partiremos al aeropuerto en media hora.

Ha sido un viaje increíble y hemos aprendido una enorme cantidad acerca de los peregrinos en Chile.

Dos días atrás manejamos 8 horas hasta un extenso campo de dunas ubicado entre las desembocaduras de dos ríos de la séptima región. En esencia se trataba de una isla arenosa costera que nos recordó inmediatamente a la Isla Padre en Texas. Observamos playeros, rayadores, chorlos, gaviotas y otras abundantes aves a lo largo de las playas.

En las siguientes 24 horas pudimos ver al menos 5, posiblemente 7 peregrinos cazyo en este ambiente. Lanzamos a todos ellos pero consistentemente con nuestra experiencia previa no respondieron a las trampas. Pensamos que estos halcones están posiblemente lo mejor alimentados posible que pueden estar a lo largo del año. Están engordyo en preparación para su viaje al norte, esto los hace jugar con nuestras palomas en vez de atacarlas con un intento poderoso de cazarlas. Esto es un poco como intentar atrapar en Agosto en el hemisferio Norte, posible pero difícil.

A pesar de ver varios halcones no tuvimos éxito. Hoy día fue diferente. Regresamos al primer punto donde vimos un peregrino en Chile y allí finalmente atrapamos nuestro último halcón de esta expedición. El séptimo en recibir un transmisor, un macho adulto en la costa del Pacífico al sur de San Antonio.

Ya hemos terminado este proyecto por este invierno.

Ahora planeamos nuestro próximo viaje, un viaje al sur remoto de Chile. Ahora estamos mas impresionados con estos increíbles peregrinos que son capaces de cruzar todo Norteamérica, Centroamérica y continuar hacia el sur por la costa Oeste Sudamericana hasta sus ¨tierras de invernada¨ en Chile. Nos preguntamos que puede llevar a un ave a navegar a través de las más formidables barreras Geográficas, el desierto de Atacama y mas al sur hasta las laderas forestales frías , tan similares a la Taiga norteña. Estos son pájaros que no conocen el invierno, cuyo ellos están acá , ellos están, hasta un punto aún no determinado, alimentándose de aves locales, así como de sus compañeros migratorios, las abundantes aves playeras que comparten los mismos ambientes costeros en Chile.

Hemos aprendido mucho acerca de halcones y de nosotros mismos en este viaje. Quiero agradecer a todos mis compañeros miembros del equipo quienes trabajaron largas horas bajo dfíciles condiciones. Mark, Kathy, Zach, Tom, Jesus y especialmente Christian y su familia hicieron un maravilloso trabajo. Gracias amigos.

El tiempo del vuelo al norte. Toma 9 horas a 550 millas por hora hasta Dallas en Texas y otras 3 horas hasta Seattle. A un peregrino le toma cerca de seis semanas hacer el mismo viaje, sin brújula, sin GPS, sin motores de Jet. Constantemente nos sorprenden...